Blue Flower

La lección inaugural de este curso académico la impartiré el próximo 1 de Octubre en la sede de la Escuela Bíblica de Madrid que regentan los padres agustinos. El tema estimo es atrayente: “Los orígenes de Jesús en los relatos de la infancia”.
Mateo y Lucas necesitan aclarar algunos de los temas que han desarrollado en sus respectivos escritos. Sus evangelios ya circulaban entre sus respetivas comunidades. Dado que los testigos presenciales de la vida del Nazareno han ido muriendo, necesitan aclarar algunos temas. A esto hay que añadir que los grandes personajes de la historia, siempre han tenido nacimientos singulares. Estas y otras inquietudes les motivan a ambos. ¿Qué hacer?
La respuesta a este interrogante son los llamados evangelios de la infancia. Mateo y Lucas escriben dos capítulos en los que van a proponer su teología más depurada. Imposible entenderlos si creemos que son el comienzo de sus escritos. Ellos añaden a los evangelios ya existentes estos dos capítulos y los colocan al comienzo. Es decir, los dos primeros capítulos del Evangelio de Lucas y los dos primeros del evangelio de Mateo, son añadidos posteriores.
Esta es una de las muchas dificultades que conviene aclarar si deseamos comprender lo que los escritores citados han pretendido decir.
Este hecho era muy común en la antigüedad. Por ejemplo, quien comience a leer la Biblia creyendo que al principio están los textos más antiguos, acabará con los pies fríos y la cabeza caliente. El primer capítulo del libro del Génesis ha sido añadido en la época del destierro en Babilonia y corresponde a la llamada historia sacerdotal. Partiendo de este dato podemos explicar y comprender que el mundo comenzara a hacerse en seis días, dado que las matemáticas babilónicas eran sexagesimales.
Mi pretensión en esta lección inaugural es responder a estas y otras cuestiones del comienzo de la humanidad, conforme a los conocimientos científicos actuales, partiendo de los orígenes de Jesús, a través, especialmente, de las genealogías de ambos evangelistas. Que por cierto, son distintas. Y una cuestión que no obviaré ¿Son contrarios ambos evangelistas a las relaciones sexuales y por ello reclaman la singularidad de la concepción virginal de Jesús?
Confío no aburrir al personal. Os espero en la Escuela Bíblica, calle Fermín Caballero, 53 (Junto a Vaguada) de Madrid, a las 19 H.